En esta era de cambios vertiginosos las adicciones son parte de nuestro cotidiano. Hay personas adictas a las compras, al deporte; ¿pero sabías que existe adicción al dinero?

La patología se denomina crematomanía, o deseo obsesivo por acumular dinero y riquezas, y, como todas las demás manías, es difícil de tratar.

Las personas que sufren esta patología responden a un perfil muy marcado por el interés personal y las ansias de reconocimiento social y profesional. Tienden a anteponer cualquier cosa con tal de aumentar sus riquezas, ya sea familiares, amigos o valores. En una sociedad cambiante y con un valor intenso por el dinero, puede no ser fácil detectar estos casos o generar herramientas para poder cambiarlo. Es importante reconocer las señales para saber cómo hacerle frente de la mejor manera.


GOOGLE DEVUELVE DINERO A ANUNCIANTES POR TRÁFICO FALSO

En estos casos, el dinero se convierte en una vía de escape para aquellas personas que no se sienten satisfechas con su vida. Se refugian en el dinero para saciar necesidades que, tal y como ellos piensan, podrán satisfacer con mucho dinero y que les aportará una posición social por encima de los demás.

Es importante tener una vida cómoda, lograr objetivos y sentirse a gusto en lo profesional así como en lo personal, pero debemos tener cuidado cuando hay signos de adicción.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.