La educación que reciben los niños es una preocupación de muchos padres, por no decir, de todos y Elon Musk no es la excepción. Descontento con la educación que recibían sus hijos decidió sacarlos de la escuela y crearles una propia, la “Ad Astra”.

El multimillonario que en la actualidad está en boca de todos por el reciente lanzamiento del cohete más poderoso hasta el momento, también ha realizado otros emprendimientos. Te contamos cómo es la escuela de Elon Musk.

El fundador y director de SpaceX y Tesla, además de otras compañías, creó una hermética escuela que opera desde hace tres años en Los Ángeles.  “Ad Astra” – hacia las estrellas – para ofrecer una enzeñaza alternativa a sus hijos, que antes estudiaban en la escuela Mirman en Beverly Hills, un centro del todo exclusivo para niños superdotados.

Para llevar a cabo su proyecto el multimillonario contrató a uno de los profesores de la escuela a la que asistían sus hijos para que comenzara con grupos muy reducidos de estudiantes.

En la actualidad “Ad Astra” figura como una escuela privada dentro del registro. Abrió el 20 de julio de 2015 y en ella se dictan clases para niños de entre 7 y 14 años, correspondiente a los cursos de 2º a 8º.

En la actualidad asisten a la escuela unos 40 estudiantes, el doble que en los momentos de su apertura. Quiénes asisten a la escuela, además de los hijos de Musk, es casi un misterio. Se especula que el resto de los estudiantes son hijos de trabajadores de SpaceX, pero no es del todo seguro.

Para poder asistir a la escuela los estudiantes no deben pasar ningún tipo de prueba de coeficiente intelectual, para poder ir a este peculiar centro, se les realiza una visita guiada en la que los potenciales estudiantes interactúan con el personal. Luego se decide en base a una serie de factores, si los niños son aptos para aprovechar un tipo de educación alternativa.

Según información a la que accedieron desde la BBC, los estudiantes llegan al centro educativo por referencia de algún conocido, o bien porque son hijos de empleados de SpaceX.

Se establece que en el futuro quienes quieran enviar a sus hijos a la escuela deberán llenar una forma en internet, a partir de allí se iniciaría el proceso de admisión, manteniendo siempre un número reducido de cupos.

Por otro lado, es común que el centro reciba peticiones de distintos padres para enviar a sus hijos sin realizar preguntas sobre la dinámica de las clases o los profesores. Se establece que la filosofía de la escuela es experimental ya que el millonario decidió que sería la mejor educación para sus hijos.

Cuando se abrió la escuela se establecieron los principios que operaban como base del establecimiento. El primero de ellos es que la educación se adapte a las habilidades de los individuos. Por otro lado, se busca enseñar a resolver problemas haciendo foco en el problema en sí mismo y no en las herramientas. Por otro lado se

Si el modelo educativo que Elon Musk planteó para sus hijos será un éxito, todavía es imposible saberlo, será cuestión de esperar a que alguno de ellos salga del centro.

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.