Un grupo de accionistas de Amazon le pidieron a la empresa que deje de ofrecer su sistema de reconocimiento facial al Gobierno estadounidense hasta que se haya completado «una revisión» de los efectos que esta técnica puede tener en los derechos civiles.

Rekognition ofrece un análisis facial que permite detectar, analizar y comparar rostros para una amplia variedad de usos, como la verificación de un usuario, la catalogación, el recuento de personas y para casos de seguridad pública.

Dicho software ya ha sido vendido a las fuerzas del orden en el estado de Florida y, según informaciones de la prensa local, también a la oficina del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés) del Gobierno federal. Entre las críticas al sistema se halla la de no ser «completamente fiable», es decir, que puede incurrir en errores a la hora de identificar a personas y confundirlas con otras, lo que puede tener graves implicaciones para los afectados.

Por este motivo, un grupo de aproximadamente 19 accionistas, solicitaron a la junta de directores de la compañía que «prohíba la venta de tecnología de reconocimiento facial a las agencias del Gobierno».

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.