Tom Hanks es uno de los artistas más carismáticos y polifacéticos de Hollywood: actor, productor, guionista, director. Tal y como debería ser un emprendedor, así que, ¿quién mejor para tomar ejemplo? En esta fotogalería de la revista española Forbes, te traemos 7 lecciones que, según Entrepreneur.com, pueden aprender los emprendedores de Tom Hanks.

Abraza el miedo que viene con cada decisión”

2

Emprender tiene sus riesgos, pero tienes que contar con ellos y aceptarlos si quieres triunfar. Si es riesgo merece la pena, seguramente salga bien y eso te animará a seguir adelante.

“No dejes que el éxito te haga perezoso”

Si has logrados triunfar, no ceses en tu empeño por mejorar. Aunque hayas encontrado la fórmula del éxito, el éxito hay que cultivarlo. Las cosas no duran eternamente, todo evoluciona y nadie te garantiza que las cosas triunfen hoy y mañana.

6

“Ten referentes”

Aprende de los que llegaron antes a donde tú quieres llegar. Pon los pies en el suelo, mira quién eres y cómo eres, mira quién son y cómo son ellos y trata de trabajar para ser como ellos. Debes encontrar tu camino, pero una referencia siempre viene bien.

“Ten en cuenta que las cosas no son siempre fáciles”

Cuanto antes te metas esto en la cabeza, más disgustos te ahorrarás. Las cosas no caen del cielo y todo cuesta un cierto tiempo y esfuerzo, has de tenerlo en cuenta. Estar mentalizado para afrontar adversidades es uno de los mejores antídotos contra ellas.

“Aprende del fracaso”

Cuando te caigas, no esperes a que vengan a levantarte, hazlo por tu propio pie y en vez de lamentarte, toma nota de lo que ha fallado, de lo que has hecho mal, y corrígelo. De todo se aprende y de todo se sale.

“Apasiónate y demuéstralo”

A las cosas no sólo hay que ponerles esfuerzo, sino también pasión. Dejar los sentimientos a un lado no es precisamente la mejor opción. Tienes que poner pasión a lo que haces, que te guste y que los demás lo noten.7

“Las leyendas no se forjan de la noche a la mañana”

El éxito repentino a veces sucede, pero no es la tónica habitual en el mundo de los negocios. Los primeros clientes tardan en llegar y el resto de ellos aún mucho más, así que debes tener paciencia y no tirar la toalla a la primera de cambio.

Fuente: Forbes

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.