La próxima gran guerra en lo que a medios se refiere es la que enfrentará a las televisiones y a los nuevos formatos de acceso a los contenidos audiovisuales. No es la guerra genérica entre la televisión y el Internet, sino más bien una mucho más concreta que enfrenta a las cadenas de televisión tradicionales contra las nuevas plataformas de VoD. Netflix, Amazon y, sobre todo, YouTube juegan de un lado, y del otro está la tele de siempre.

Se podría decir que unos y otros son completamente diferentes y que juegan con unas bazas totalmente distintas. Los contenidos que se sirven en estas plataformas no siempre son equivalentes a los que se sirven en la televisión pero esto no quita que se hayan convertido en su competencia. TuLa televisión compite contra las series que se ven de una sentada en Netflix, pero también lo hace contra los videos cortos que se suben a Yoube.

Y, al menos en algún target concreto, algunas de estas herramientas ya estarían ganando la partida a la televisión tradicional. Así lo defiende YouTube, que acaba de presentar datos que confirman que está ya por delante de los canales de televisión tradicionales. Los datos parten de un mercado concreto (el británico) y se deben aplicar solo a un target concreto (los millennials), pero sirven para comprender las dinámicas de acceso a los contenidos de forma mucho más completa y compleja. Al fin y al cabo, ese mercado es el que suele funcionar como avanzada en todo lo digital en Europa y ese segmento de población es el que está creando todos estos “problemas”.

YouTube

¿Qué es lo que dice YouTube?

Según la red de videos de Google, ya han adelantado a la televisión en cuestiones de audiencia. La firma ha cruzado datos de comScore y BARB (que es el organismo encargado de medir los índices de audiencia en el país) para establecer qué es lo que están viendo los consumidores de entre 18 y 34 años en lo que a contenidos audiovisuales se refiere. Según sus datos, ya solo con los ratios de consumo móvil, YouTube ya adelantaría a cualquier canal comercial de televisión.

Pero lo cierto es que los consumidores de esa franja demográfica no solo son más receptivos a estos contenidos sino que también los ven con mejores ojos. Según los datos que maneja la compañía, un 41% de estos consumidores se quedaría con YouTube frente a la tele u otros servicios de streaming si tuviese que elegir. Frente a estos datos, solo el 27% se quedaría con la tele. La mitad de los encuestados señala, además, que ha visto YouTube en la televisión: es decir, la tele se ha convertido en una pantalla más para ver contenidos de Internet.

¿Por qué los consumidores de este grupo demográfico son tan positivos con respecto a YouTube?

La cuestión está muy marcada por el cómo y el cuánto en  contenidos. El 58% de los encuestados de entre 18 y 34 años asegura que puede encontrar muchas más cosas que le gustan en YouTube que en la tele tradicional y solo un 21% señala que le gusta ver contenidos del modo tradicional (esto es, en televisión lineal y con una programación concreta).

Los anunciantes no tienen tan claro que estos datos muestren completamente la realidad. Como explican a Business Insider, el medio que también recoge las estadísticas, las respuestas son indicadores de intereses pero no de comportamientos reales (es decir, no se está midiendo igual la audiencia de la tele y la de los videos online, lo que hace que cruzar datos sea complejo) y a eso se debe sumar que los datos vienen de una de las partes en competición. Aun así, reconocen que sí se está produciendo un cambio de comportamiento y que se está migrando el tiempo de visionado de contenidos de una a otra pantalla y apuntan también un dato interesante. Como explica un directivo, para los jóvenes, en realidad, ya no hay diferencias entre una pantalla y otra. Esto es, los contenidos son contenidos en todas partes y quieren verlos en todas ellas.

Fuente: PuroMarketing

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.