No hay nada más desesperante que ver cómo se complica una situación económica, ya sea personal o de tu negocio.  Muchas veces por la presión recurrimos a soluciones de corto plazo que, aunque de momento puedan darnos un respiro,  son capaces de complicarnos el panorama en lo próximos años.

Antes de caer en desesperación y pedir un préstamo o peor, tirar la toalla, te recomendamos tomar tres respiros profundos e identificar cuáles son los errores financieros que puedes evitar para recapitalizar tu negocio.

EN_177_27_POSDATA.indd

Fuente Entrepreneur Mexico

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.