Un mundo más conectado tiene sus ventajas, pero también sus contras. Para muchas empresas las amenazas cibernéticas se han convertido en un gran problema. Las posibilidades de sufrir un ciberataque son cada vez más altas y esto tiene repercusiones en la economía.

Para la economía mundial el ataque cibernético cuesta unos 500 mil millones de dólares al año, a grandes rasgos. Según cálculos publicados por IBM México, cada ataque cibernético tiene un costo de 141 dólares.

Dentro de las variadas prácticas ilícitas que se llevan a cabo en el ciberespacio, el phising se ha convertido en una de las preferidas, ocupa más del 40 por ciento. La misma se aprovecha de la vulnerabilidad de los sistemas.

Para evitar poner en riesgo la seguridad de los datos de tu empresa, te contamos una serie de trucos:

1. Todo material que sea publicado por la empresa está al alcance de cualquier persona. Hay que pensar qué tipo de información se comparte a través de las distintas plataformas en línea. Es crucial generar un sentido de responsabilidad sobre los materiales propios y aquellos que involucren a terceros.

2. Será importante, además, tener control de las contraseñas y códigos de seguridad. Mantenerlos actualizados es de suma importancia. Utilizar más de ocho caracteres que combines números y letras, mayúsculas y minúsculas además de caracteres especiales implican otra barrea. Por otro lado, es importante utilizar contraseñas distintas para cada servicio que se preste.

3. Para evitar el robo de la información hay que asegurarse que las cuentas de la empresa queden cerradas. Realizar un seguimiento de las mismas en este sentido es de suma importancia. En muchas ocasiones es necesario abrir sesión en una computadora que no es propia o no es de la empresa, además de verificar que se haya cerrado sesión, se recomienda que se habrá en incógnito para evitar que la terminal almacene datos.

4. Reducir el tipo de información que se le brinda a los sitios webs ayudará también a disminuir la vulnerabilidad de la cuenta. Si un campo de información puede dejarse en blanco, entonces es mejor que quede así.

5. Es importante contar con cuentas separadas por actividades, una profesional y otra personal es la división básica que todo empresario debe tener. Además de tener la información más organizada permite controlar el número de contactos. Sin embargo, poseer muchas cuentas también puede resultar contraproducente ya que facilita que se filtre la información.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.