La tecnología avanza a pasos agigantados. Hoy gracias a la invención de Susan Graham, ingeniera australiana, será posible que los drones planten árboles. Los dispositivos serán capaces de reconocer los terrenos más adecuados para la plantación y luego sembrar en él. Esto permitirá plantar unos mil millones de árboles al año.

2

Estos vehículos aéreos no tripulados ya se han utilizado en otras ocasiones para monitorizar las cosechas y tener un panorama más amplio y general para poder tomar decisiones considerando un todo con respecto al tema. Pero este nuevo proyecto no solo implica cuidar y vigilar las plantaciones, sino que también formarán parte del proceso de cosecha facilitando la actividad y aumentando su eficiencia.

Esta iniciativa tiene como objetivo controlar el aumento de los niveles de CO2 que en el último tiempo se han visto incrementados. En las Naciones Unidas se pierden cada año unos 15.000 millones de árboles de los cuales solo se pueden plantar unos 9.000 millones. La pérdida anual es de unos 6.000 millones de árboles. Actualmente la degradación del ecosistema es de un 17 por ciento debido a la imposibilidad de recuperar lo deforestado.

La creadora de este proyecto, Graham, afirma que con este nuevo sistema de plantación, mediante los vehículos no tripulados de aviación, será posible comenzar a combatir los efectos del calentamiento global. Para el desarrollo de esta idea innovadora cuenta con el apoyo de su empresa BioCarbon Engineering y con la ayuda de una exingeniera de la NASA, Lauren Fletcher.

Según la ingeniera, el problema se da en que la tasa de resiembra es muy baja. Los drones pueden eliminar esto, no solo en cuanto a la velocidad, sino que también pueden alcanzar áreas de difícil acceso. Mediante el mapeo del terreno, la aplicación de un algoritmo y la siembra por drones, se lograría plantar árboles diez veces más rápido que de la manera tradicional.

El problema con las plantaciones a mano es que son un proceso muy largo y lento ya que es imposible recorrer grandes extensiones de tierra. El proceso es tan complejo que no logra recuperar la deforestación, pero los drones posibilitan la cosecha a gran escala, no solo facilitando el proceso, sino que agilizando.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.