La cuota de mercado respecto de los buscadores está en la mira. Amazon por un lado, Google y Facebook por otro. Las empresas ocuparon el cuarto puesto en inserción de anuncios display en 2017 y previsiblemente seguirá subiendo a la tercera posición. ¿Qué cambios traerá el nuevo año? Conocemos juntos lo que se viene.

Según un estudio de IAB y la Data & Marketing Association, las empresas estadounidenses gastaron 10.000 millones de dólares en datos de audiencia de terceros en 2017 y otros 10.000 millones en soluciones para respaldar su activación. 3500 millónes de dólares, fue la inversión realizada en direcciones de correo electrónico entre otro tipo de información personal.  Con respecto al soporte de soluciones, se gastaron 4.300 se dedicaron a soporte de integración de datos, limpieza y procesamiento; 4.200 millones gastados en soluciones de hosting y administración; y 1.630 millones de dólares en soluciones de análisis, modelado y segmentación.

Pero en el mundo virtual, la pelea por los buscadores la lleva Amazon y Google. Amazon es el sitio más popular para que los clientes busquen productos de consumo a través de Internet y su DSP (DemandSide Platform o Plataforma Orientada a la Demanda). Con un 3,0% de los ingresos publicitarios netos en este país, Amazon se encuentra en el puesto cuatro en inserción de anuncios display durante el pasado año. Su claro competidor es Google y Facebook. El poder de Amazon es la información, posee datos acerca de los gustos, comportamientos y actitudes de los usuarios. Esta información es por demás relevante a la hora de anunciar. Amazon aporta también,  métricas de datos más profundos sobre información de ventas, recorridos de compra completos o sobre el valor de un cliente a lo largo de su vida.

El contenido visual ha ganado terreno de forma rápida y vertiginosa. Snapchat, Instagram, Pinterest y Tumblr son cuatro de las plataformas de medios sociales de más rápido crecimiento y tienen un denominador común: el contenido visual. Según un reciente estudio, el usuario promedio se mantiene atento aproximadamente 8 segundos, esto obliga a comunicar más rápido y de forma visual. Los contenidos deben imprimirse en el usuario para generar el comportamiento deseado.

Teniendo en cuenta estos datos, se hace fácil prever los posibles cambios que este nuevo año traerá. Por un lado sabemos que el contenido visual seguirá dominando la comunicación digital; herramientas novedosas y creativas serán necesarias para crecer en un terreno que cambia rápidamente. La perla de internet son los buscadores, será cuestión de tiempo observar quién dominará este territorio en la lucha por el dominio digital.

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.